jueves, 17 de noviembre de 2011

Las jóvenes promesas italianas



Tras bastantes años en la oscuridad, en los que las canteras eran olvidadas por los clubes y se buscaban fichajes mediocres en el extranjero a costes altísimos, por fin el Calcio vuelve a mirar hacia abajo a la hora de formar futbolistas. La crisis económica de los clubes, y el reciente ejemplo que han dado países como España y Alemania en este sentido, han dado un nuevo impulso al vivaio transalpino. Un ejemplo de esta mejoría es la selección italiana Sub21, que en poco más de un año, de la mano de Ciro Ferrara, del más absoluto caos a ser una de las más fiables en cuanto a juego y resultados. Eso sí, todavía queda mucho por avanzar, ya que la presencia de jóvenes en Serie A continúa siendo residual, y la mayoría además son extranjeros, mientras es en Serie B donde se concentran la mayoría de jóvenes talentosos italianos, ya que es allí donde los ceden los equipos grandes. Pero el camino parece el adecuado. Así, estos son los principales jugadores jóvenes italianos, todos menores de 21 años que en el futuro darán tanto de hablar.

En la portería, está saliendo una más que interesante hornada de metas, que actualmente se están fogueando en Serie B. Nacido en 1993, Nicola Leali, tras un fulgurante y esplendoroso paso por el conjunto Primavera, ya se ha hecho con la titularidad entre los palos del Brescia. Su gran personalidad y su extrema seguridad pese a su edad, han sorprendido al público en general pero no a los que lo llevaban siguiendo desde hace unos años. Todavía no ha sido convocado para la Sub21, como sí lo han sido el atlético y atrevido Mattia Perin (1992, Padova, cedido por el Genoa), el siempre seguro Francesco Bardi (1992, Livorno, cedido por el Inter) y el bravo y hábil con los pies Carlo Pinsoglio (1990, Pescara, cedido por la Juventus). Otro portero a destacar sería Simone Colombi (1991, Juve Stabia, cedido por el Atalanta).

El puesto de central lleva en Italia el peso de la historia de jugadores como Cannavaro y Nesta, y siguiendo se ejemplo también están surgiendo futbolistas potentes en esas posiciones. En la Sub21 de Ferrara, los titulares hoy en día son Luca Caldirola (1991, Inter), a pesar de la falta de minutos en el club nerazzurro, destacado en el juego por alto y la anticipación, y además con la experiencia el año pasado cedido en el Vitesse holandés, y Marco Capuano (1991, Pescara), con su excelente técnica y salida de balón que está siendo pulida por Zeman. También son muy destacables en la Sub21 el imponente Daniele Mori (1990, Empoli), el expeditivo Michele Camporese (1992, Fiorentina) o Luca Antei (1992, Grosseto, cedido por la Roma). Por último, remarcar otros centrales como el potentísimo Giuseppe Prestia (1993, Palermo), Simone Sini (1992, Bari, cedido por Roma), Riccardo Brosco (1991, Pescara) Simone Benedetti (1992, Gubbio, cedido por el Inter), el polivante y elegante Felice Nataliano (Verona, cedido por el Inter) o Michelangelo Albertazzi (1991, Getafe cedido por el Milan), que no está teniendo mucha suerte en España.

Para los jugadores jóvenes suele ser complicada la posición de lateral, ya que normalmente no calibran todavía bien las subidas y acostumbran tener algunas lagunas defensivas. Davide Santon (1991, Newcastle), zurdo, aunque puede jugar por las dos bandas, es el más conocido. Capitán de la Sub21, ya ha sido internacional absoluto y fue a la Copa Confederaciones de 2009, fue vendido por el Inter al club inglés por 6 millones de euros. Otro que puede jugar en ambas bandas, en este caso diestro, es el ofendivo Alessandro Crescenzi (1991, Bari, cedido por la Roma). Para la banda derecha, también destacan el talentoso Marco Faraoni (1991, Inter), que también puede jugar perfectamente como interior, Giulio Donati (1990, Padova, cedido por Inter), Mattia de Sciglio (1992, Milan) o Federico Barba (1993, Roma). Mientras, para el flanco izquierdo, hay menos opciones, aunque son interesantes jugadores como Vasco Regini (1990, Empoli) u otros más jóvenes como Matteo Liviero (1993, Juventus) o Paolo Frascatore (1992, Benevento, cedido por Roma).

Para el mediocampo, Italia ha sido tradicionalmente un equipo productor de elementos de calidad en la medular, y también de potencia. Luca Marrone (1990, Juevntus) sintetiza ambas cualidades. Es capaz de hacer funcionar al equipo como un metrómono e iniciar jugadas de ataque, y de mientras recuperar balones sin cesar. Eso sí, tiene que buscar los minutos con los que no cuenta en la Juve. De un perfil similar son Marco Crimi (1990, Grosseto) o Cristian Battocchio (1992, Udinese). Destacar a dos elementos de la cantera romana, Federico Viviani (1992, Roma), ya considerado tanto por su importancia en la cantera como por sus características y posición en el campo, como el heredero de De Rossi, y Valerio Verre (1994, Roma), cuya excelente técnica le hace óptimo en el puesto de regista. En esa misma posición, jugadores ya definidos como "nuevo Pirlo" pueden ser Marco Verratti (1992, Pescara) y Marco Ezio Fossati (1992, Latina, cedido por Milan). Muy común en Italia es la posición de interior o volante, en un mediocampo a tres, donde la calidad la podrán poner en un futuro próximo los Lorenzo Crisetig (1993, Inter), que ha sido el más joven en debutar con la Sub21 italiana, lo que da muestras de su extrema calidad, o Manuel Giandonato (1991, Lecce, cedido por Juventus), que también pueden hacer el papel de regista, además de otros como Fausto Rossi (1990, Vicenza) o Andrea Bertolacci (1991, Lecce, cedido por Roma).

Avanzando en el campo, alcanzamos la posición de mediapunta. Extremos que pueden romper partidos desde las alas, sobre todo en el caso de jugadores eléctricos como Lorenzo Insigne (1991, Pescara, cedido por el Napoli), que está haciendo un temporadón a las órdenes de Zeman, Gianluca Caprari (1993, Roma), Marco D´Alessandro (1991, Verona, cedido por Roma), Riccardo Saponara (1991, Empoli), Stefano Pettinari (1992, Vicenza), Antonino Ragusa (1990, Reggina, cedido por Genoa) o Tommaso Ceccarelli (1992, Lazio). Por el centro, entran jugadores de mucha calidad, en especial el talentoso, aunque algo inconsistente, Diego Fabbrini (1991, Udinese) y Stephan El Shaarawy (1992, Milan). También hay que destacar a Federico Carraro (1992, Fiorentina), Gianvito Misuraca (1990, Vicenza) y el excepcionalmente joven Lorenzo Tassi (1995, Inter), recién llegado a Appiano Gentile precedente del Brescia, donde ya había debutado en Serie A este exquisito futbolista al que comparan con Roberto Baggio, aunque su posición se hay ido retrasando en el campo.

Por último, quedan los delanteros centros, los killers del área. Ya asentados en Serie A hay varios, como Fabio Borini (1991, Roma), Alberto Paloschi (1990, Chievo, cedido por Milan) y Mattia Destro (1991, Siena, cedido por Genoa), además de Manolo Gabbiadini (1991, Atalanta), que no está contando con muchos minutos por el buen papel de Denis. Tampoco hay que olvidar a Federico Macheda (1991, Manchester United), que se ha quedado un poco tras su fulgurante ascenso, ni de por supuesto, Mario Balotelli (1990, Manchester City), que ya es jugador clave de la selección absoluta y de su club. Ciro Immobile (1990, Pescara, cedido por Juventus), está siendo clave en el éxito del equipo gracias a sus goles, mientras otros delanteros que pueden ser importantes son Giacomo Beretta (1992, Ascoli, cedido por Milan), Luigi Falcone (1992, Lecce), Simone Ganz (1993, Milan), Simone Dell´Agnello (1992, Torino, cedido por Inter), Simone Verdi (Torino, cedido por Milan) y Francesco Grandolfo (1992, Chievo, cedido por Bari).


5 comentarios:

  1. Te has currado muchísimo esta lista y me ha servido de gran ayuda

    Muchas gracias y buen trabajo :)

    ResponderEliminar
  2. Te falta Domenico Berardi, y alguno más, pero muy buen post ;-)

    ResponderEliminar
  3. Te falta Domenico Berardi, y alguno más, pero muy buen post ;-)

    ResponderEliminar
  4. falta simone zaza gran jugador y con conte borren a balotelli

    ResponderEliminar